David García

Me llamo DAVID GARCIA, soy de Cali, vivo actualmente en el campo cerca de Cali, en la Vereda Tocotá, de municipio de Dagua, Valle del Cauca a 40 minutos de Cali.

 

Tengo 53 años de edad (un chaval aun), alma y cuerpo joven. Soy Suboficial en uso de buen retiro del GLORIOSO EJERCITO NACIONAL de este hermoso país, con el grado de Sargento Primero, me retire en el año de 2009, con las mejores experiencias y muchos años de mi vida al servicio de mi patria.

Siempre me ha gustado el deporte, durante mi adolescencia practique el patinaje de carreras, entrenaba en la Liga, pero tenía un grupo de amigos con los que patinábamos todas las noches en varios barrios de Cali, donde organizábamos competencias de carreras y saltos de obstáculos, la pasábamos muy bien, los fines de semana salíamos en patines a los bañaderos tradicionales como Pance, Dapa y hacíamos recorridos por el centro de la ciudad. En esa época no teníamos recursos y los patines los armábamos con repuestos de segunda que exprimíamos hasta lo último.

Ingrese al Ejercito muy joven y allí continúe corriendo y realizando ejercicios propios de la vida militar, obteniendo excelentes resultados en las evaluaciones físicas periódicas.  Para esta época ya participaba en algunas competencias de atletismo, sin contar con entrenador o tener alguna guía especifica. 

Posteriormente tuve un grave accidente en el trabajo afectándome la tibia y el peroné de la pierna derecha, con diagnóstico inicial de amputación a la altura de la rodilla, pero gracias a Dios mis tendones reaccionaron y un tuve pequeños movimientos en los dedos del pie, lo que desencadeno una serie de cirugías que incluyeron uso de tutor externo en dos ocasiones, platinas, injertos de piel y tejido óseo, como resultado final perdí el peroné al quedar totalmente destrozado, me insertaron un clavo dentro de la tibia para facilitar su consolidación, quede con limitación de movimiento del pie y con acortamiento de 6 centímetros de la pierna. En mis estadías en el Hospital Militar en Bogotá, conocí un gran número de casos de compañeros que desafortunadamente perdieron algunos miembros de su cuerpo (amputaciones), otros con pérdida de visión y un sinnúmero de traumas graves, pero a pesar de esa situación, siempre se escuchaban hablar con mucho optimismo y con ganas de continuar su vida a pesar de su condición física, situación que me dejo muy marcado y me convencí que tuve mucha suerte y que no debía de esgrimir escusas bajo ninguna circunstancia.

Durante este proceso de cirugías y recuperación, fui un poco inquieto debido a mi afán por practicar deporte y retomar mi vida normal, teniendo yeso y platinas, intentaba caminar rápido y hasta correr, desatendiendo las recomendaciones médicas.

Continuando con mi vida militar, incremente mis entrenamientos en atletismo, pero para poderlo hacer debía de levantarme muy temprano para poder correr a mis ritmos y luego realizar el entrenamiento físico con mi Unidad Militar. Estuve en muchos sitios del territorio nacional, incluso algunos en donde solo se puede acceder por aire o vía fluvial, y en cada uno de ellos me las ingeniaba para entrenar y motivar a mis compañeros a mejorar su estado físico, muchas veces para realizar el entrenamiento físico, debíamos de ser escoltados por lo complicado de la situación de orden público, otra veces corríamos dentro de las instalaciones militares que como la de la Larandia en el Municipio de Florencia Caquetá y en la Base Militar de Apiai en el Meta donde corríamos alrededor de la pista aérea. Muchas veces fui puesto como referencia ante mis compañeros en razón a que, a pesar de mi disminución de la capacidad física, siempre estaba buscado mejorar si poner como excusa el problema físico.

Luego al retirarme del Ejercito, continúe corriendo por mi cuenta y posteriormente intente con algunos grupos de atletismo, hasta que llegue a mi super equipo RUNMAX CLUB, el mejor equipo de triatlón de Colombia.

Allí, mejore de forma exponencial mi atletismo con un entrenador muy profesional y que se preocupa por conocer al detalle tus debilidades y fortalezas; conseguí mi primera bicicleta (nunca había montado) e inicie a nadar que tampoco lo había hecho. El ciclismo me sale muy bien y vamos siempre adelante con los de mayor experiencia. La natación es mi segmento mas débil, pero he ido mejorando mucho, al punto de salir en muy buenos grupos para el ciclismo, y ya en el atletismo empiezo a recoger competidores en razón a mi excelente ritmo.

En las competencias se vive un ambiente muy familiar y de amigos, lo que hace que me referencien por mi muy excelente ritmo en especial en atletismo.

He participado en muchas competencias de triatlón y atletismo, con excelentes resultados, llegando a posicionarme cada año en los primeros puestos dentro de mi categoría en el ranking nacional, lo que me llena de orgullo y satisfacción y sirve también de motivación para otras personas,

Me gusta que las personas se motiven al conocer mi condición física, mi rendimiento y dedicación, lo que aprovecho para incentivar la practica del deporte y un estilo de vida muy sano y que a pesar de nuestras limitaciones y/o problemas siempre podemos continuar, dándole el mejor sentido a nuestras vidas.

Espero continuar con este estilo de vida, siempre dando lo mejor de mi para mejorar cada día, ahora siendo parte de la familia XPORTIVA, con los que ya llevamos mucho tiempo compartiendo excelentes actividades y mejor ahora con las mejores corazas para afrontar todos los retos que se vienen, la familia TERRETSPORT.

WhatsApp Image 2022-05-18 at 1.31_edited.jpg
Logo Atleta Xportiva-03.png